Iniciar sesión

Pediculosis

Roberto Arenas
Dermatólogo Pediatra
Miembro del Colegio Mexicano de Dermatología Pediatrica

Es una parasitosis causados por insectos del género Pediculus. Puede afectar piel cabelluda, cuerpo o pubis y se originan por P.  capitis, P.  vestimenti y Phthirus pubis.

Datos epidemiológicos

Es cosmopolita, favorecida por mala higiene, promiscuidad y migraciones. Recientemente se ha convertido en un problema de salud pública porque afecta familias enteras o en forma epidémica. Afecta a todas las razas y a ambos sexos y en cualquier nivel socioeconómico

La pediculosis de la cabeza es más frecuente en escolares, y se relaciona con la longitud del pelo, es más frecuente en mujeres. En el pubis la incidencia a nivel mundial se estima en 2%, se transmite por contacto sexual o por fómites (peines, toallas); predomina en varones adolescentes y adultos. La pediculosis del cuerpo es rara, se observa más a menudo en personas que viven en las calles “enfermedad de los vagabundos”.

Etiología

En humanos es causada por tres especies de insectos del orden Anoplura, género Pediculus: P. humanus con dos variedades, capitis y corporis, o piojos de la cabeza y del cuerpo o de la ropa, y Phthirus pubis o ladilla. Se localizan en regiones específicas y rara vez emigran a otras. Se adhieren a la piel y se alimentan de la sangre que extraen; las picaduras son indoloras, pero la saliva que inyectan produce las lesiones dermatológicas de tipo macular o roncha con prurito intenso.

Son insectos aplanados en sentido dorsoventral, sin alas, con tres pares de patas y un aparato succionador y perforador. Es un ectoparásito hematófago obligado que se alimenta cada cuatro horas.

  1. humanus var. capitis es grisáceo y mide 3 a 4 mm de largo; la hembra es de mayor tamaño, completa su ciclo en aproximadamente un mes, y deposita 300 huevos al mes, al que se adhieren por medio de una especie de cemento; éstos se conocen como liendres, son de forma ovalada de color blanco-amarillento y no se ven fácilmente a simple vista, pues se confunden con caspa. Tiene tres etapas de ninfas que se completan en 2 a tres semanas; en esta etapa son muy parecido al piojo adulto, pero no tienen órganos de reproducción. Los adultos son de color grisáceo, pero mimetizan el color del pelo, y son mas oscuros en personas morenas. Los piojos se desplazan 23 cm/min, en el pelo se fijan o trepan, pero no saltan; sobrevive 6 a 20 horas lejos del humano. Por lo general se encuentran menos de 10 adultos, pero puede haber docenas o centenas de liendres. Fuera del cuerpo viven aproximadamente dos días.

Phthirius pubis es más corto; mide 0.8 a 1.2 mm; presenta en el primer par de patas pinzas semejantes a las del cangrejo, con las que se fija al pelo; en las otras patas tiene tenazas; se desplaza 10 cm/min, y sobrevive 12 a 48 horas fuera del humano; las hembras oviponen 30 a 50 liendres y tienen un opérculo muy evidente.

  1. corporis o vestimenti vive en las ropas, el total de parásitos es menor de 10, puede transmitir Rickettsia prowazeckii (tifo epidémico), Bartonella quintana (fiebre de trincheras) y Borrelia recurrentis (fiebre recurrente).

 

Datos clínicos

La pediculosis de la cabeza se localiza en piel cabelluda, principalmente en las regiones occipital y post-auricular, rara vez afecta otros sitios. Hay una sensación de cosquilleo, y cuando pican hay prurito intenso y como consecuencia excoriaciones producidas por el rascado, liendres y pocos parásitos adultos.

Con frecuencia hay impétigo secundario y linfadenitis de ganglios occipitales y retroauriculares. En ocasiones hay una erupción maculopapular en los hombros y tronco. En pediculosis de la cabeza, la transmisión es de cabeza a cabeza, se pueden transmitir los piojos adultos a través de las gorras, cintas para el pelo, bufandas o abrigos, al compartir, peines o toallas, o al dormir en una cama recientemente infestada. Las liendres no se contagian.

La pediculosis del pubis se localiza principalmente en la región púbica, y si hay mucho vello corporal   puede extenderse a tronco, muslos, axilas, barba, cejas y pestañas. Se  manifiesta  por  escoriaciones, manchas de color azul, de 0.5 a 1 cm de diámetro, “manchas cerúleas, y hay prurito. En la pediculosis del pubis buscar en la ropa interior manchas de sangre y costras. Es  una  enfermedad de transmisión sexual, y su presencia en niños puede indicar abuso sexual.

La pediculosis del cuerpo predomina en tronco, puede extenderse a cuello, abdomen, nalgas y muslos. Se manifiesta por pápulas, costras hemáticas y manchas eritematosas o hemorrágicas y excoriaciones lineales.

Diagnóstico diferencial

Dermatitis por contacto, erupción medicamentosa, escabiasis, blefaritis y dermatitis seborreicas, tricorrexis nudosa, foliculitis, piedras, excoriaciones neuróticas y  prurito vulvar.

 

Diagnóstico

Se confirma al observar los parásitos, se puede facilitar la observación usando lupa, microscopio  o un dermoscopio, si se usa este último en enfermedades parasitarias, el procedimiento se llama entomodermoscopia. Permite el diagnóstico y evidenciar la viabilidad de los huevecillos. Las liendres también se visualizan mejor con lámpara de Wood.

 

Tratamiento

Esta basado en la destrucción de los parásitos y sus huevecillos. No es innecesario cortar el pelo, y aunque es un método curativo no es aceptado. Tratar las infecciones agregadas al mismo tiempo que la pediculosis o antes.

Son muy útiles las piretrinas naturales y piretroides sintéticos derivadas de las flores de crisantemo (Chrysanthemum cinerariaefolium): sustancias fotoestables como la permetrina  al 1% o fenotrina al 2% en solución, que son eficaces y poco tóxicas; no se usan en lactantes, embarazadas y lactancia. se dejan 10 minutos o 2 horas, respectivamente (algunos la dejan toda la noche) durante 2 o 3 noches, y luego se lavan con agua y jabón. puede ser necesario eliminar las liendres.  Repetir el tratamiento en una semana pues existe la posibilidad de que surjan nuevas ninfas que brotan a partir de huevos viables.

Las liendres también se destruyen con una pomada de 30 g de vaselina con 30 gotas de xilol, ácido acético al 25 a 30% o vinagre, que se aplican por la noche y se lavan el día siguiente; suelen bastar dos aplicaciones. También se eliminan piojos o liendres vivos o muertos se con peines especiales de dientes cerrados (“escarmenadores”).

En pubis en personas con vello abundante deben tratarse tronco, muslos y regiones axilares; también es necesario el tratamiento a las parejas sexuales. En las pestañas se aplica una capa gruesa de vaselina dos veces al día durante ocho días; luego se procede a la eliminación manual de los parásitos o huevos.

La pediculosis del cuerpo bastan el lavado, hervido y planchado caliente, o el lavado en seco de las ropas, o la aplicación de insecticidas en las mismas.

La ivermectina,  actúa en la neurotransmisión como agonista del GABA y causa parálisis del parásito. Se administran 200 μg/kg por vía oral (2 table- tas de 6 mg en adultos) en dosis única y repetir una semana después; no se recomienda en menores de dos años ni en mujeres embarazadas o en lactancia. Recientemente se introdujo la espinosina al 0.9% en suspensión, el miristato de isopropilo con ciclometicona D5 en solución, que permite eliminar cuatro hidrocarburos cuticulares de piojos con lo que favorece su deshidratación y muerte. Con un mecanismo semejante hay productos derivados del árbol del Neem.

Puede quedar parasitofobia, de difícil manejo.

 

Prevención

Ante la sospecha que alguien tiene piojos evitar el contacto cercano; los piojos pueden afectar pelo limpio o sucio. Si se tiene pelo largo recogerlo y cepillarlo con un peine de dientes finos y cerrados “escarmenador”. También hay repelentes comerciales para evitar el contagio, por lo general son inocuos y aceptados por la Organización Mundial de la salud (OMS), pero no se aplican en menores de 2 años de edad. La mejor medida es revisar la cabeza de los niños con mucha frecuencia si se sospecha epidemia escolar, instruirlos para no intercambiar objetos, en especial gorras o cepillos para el pelo, si el nio tiene comezón en la cabeza primero descartar piojos, antes de pensar en otra causa.

 

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Arenas R. Dermatología. Atlas, diagnóstico y tratamiento. 6ta ed.  McGraw-Hill. México 2015:445-450
  2. Feldmeier H. Treatment of pediculosis capitis: a critical appraisal of the current literature. Am J Clin Dermatol 2014;15(5):401-12.
  3. Gunning K, Pippitt K, Kiraly B, Sayler M. Pediculosis and scabies: treatment update. Am Fam Physician 2012;86(6):535-41.
  4. Koch E, Clark JM, Cohen B, Meinking TL, Ryan WG, Stevenson A, Yetman R, Yoon KS. Management of Head Louse Infestations in the United States-A Literature Review. Pediatr Dermatol 2016;33(5):466-72.

Infografía

Regresar

Si tiene alguna duda o comentario, contacte al Colegio Mexicano de Dermatología Pediátrica.

Bienvenid@

Al continuar, aceptas los Términos del servicio y la Política de privacidad de Club de Expertos.

Registrarse

Información personal

Información profesional

Información de la cuenta

Contacto

Si tiene alguna duda o comentario, contacte al Colegio Mexicano de Dermatología Pediátrica.

Iniciar sesión

Olvidé mi contraseña

Atención personalizada

Si tiene alguna duda o comentario, contacte al Colegio Mexicano de Dermatología Pediátrica

Atención personalizada

Si tiene alguna pregunta referente a algún producto, requiere información específica sobre nuestros descubrimientos, o requiere más información, nuestro gerente médico Expanscience, está para apoyarlo:

Concurso

Si usted está interesado en participar en el Concurso para Pediatras #ByeByeDermatitis #Mustela por favor compartirnos los siguientes datos: